A lo largo de este artículo, abordaremos esta pregunta que quizás nunca pensaste hacer, pero que es de vital importancia conocer si vives en Estado Unidos y has pasado por todo el largo proceso para ser ciudadano de esta gran nación.

¿Puede alguien perder los privilegios de ser ciudadano americano? Este es un tema que puede preocupar a más de alguno, pero que tiene muchas aristas como para no tomar en cuenta. Veamos los detalles:

¿Cómo se adquiere la ciudadanía estadounidense?

Antes de entrar de lleno, es importante recalcar que el proceso para adquirir la ciudadanía puede tomar muchos años y esfuerzo.

Existen diferentes vías para obtener la ciudadanía estadounidense, además de las evidentes como nacer en territorio estadounidense, a través de los padres, por naturalización, o por derivación a través de padres naturalizados.

Pero para todos los migrantes que han realizado el proceso con éxito, saben que han necesitado el apoyo legal de un profesional por lo que aquí en Tu Abogado Fácil te podemos ayudar conectar con alguno de nuestros expertos en esta materia.

¿Qué es la desnaturalización?

Ahora, entramos en el meollo de la cuestión: la desnaturalización.

Este es un proceso legal que se lleva a cabo para quitarle a una persona la ciudadanía que obtuvo por naturalización.

Este proceso, sin embargo, solo puede iniciarse bajo ciertas circunstancias y no es algo que ocurra frecuentemente.

La desnaturalización puede ocurrir si se descubre que una persona mintió o ocultó información relevante durante su proceso de naturalización. Así, en ciertos casos, es posible perder la ciudadanía estadounidense.

¿Puede el gobierno quitarme la ciudadanía?

Si obtuviste tu ciudadanía a través de la naturalización, el gobierno puede, bajo ciertas circunstancias, revocarla. Este proceso se conoce como desnaturalización y puede ocurrir si se descubre que la ciudadanía se obtuvo mediante fraude o falsificación.

Sin embargo, si obtuviste tu ciudadanía por nacimiento, es prácticamente imposible que el gobierno te la quite

¿Puedo perder la ciudadanía por mis acciones?

La respuesta es sí, pero solo en circunstancias extremas.

Algunos actos que podrían llevar a la pérdida de la ciudadanía incluyen el juramento de lealtad a un estado extranjero, servicio en el ejército de un estado extranjero, o la comisión de ciertos delitos graves.

Es importante subrayar que la pérdida de la ciudadanía no es un proceso automático. Generalmente, es necesaria una condena penal y posterior proceso legal para que esto ocurra.

Estas son algunas de las razones (de mucho peso) por las cuales puede suceder:

Mentir o esconder información relevante: 

Es imperativo ser completamente honesto al rellenar los formularios y durante la entrevista para la naturalización.

Si el USCIS (Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los EE. UU.) descubre posteriormente que proporcionaste información falsa o escondiste detalles importantes, puede iniciar un proceso para revocar tu ciudadanía.

Esto incluye ocultar antecedentes delictivos o proporcionar información falsa sobre tu identidad.

Negarse a testificar ante el Congreso: 

Negarte a declarar ante un comité del Congreso estadounidense que esté investigando tu supuesta implicación en acciones subversivas puede llevarte a perder la ansiada ciudadanía norteamericana.

Aquí hay algunos puntos clave al respecto:

  • Según la Sección 349 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), un ciudadano estadounidense naturalizado puede perder su ciudadanía si se niega a testificar ante un comité del Congreso sobre su presunta participación en actividades subversivas.
  • Esto aplicaría dentro de un periodo de 10 años posteriores a la naturalización de la persona.
  • La negativa a testificar debe ser sobre la participación del individuo en actividades subversivas contra los Estados Unidos, como espionaje, sedición, insurrección violenta, etc.
  • Para que se produzca la pérdida de ciudadanía, el Fiscal General debe certificar los hechos al Departamento de Estado y la persona debe tener la intención de renunciar a la ciudadanía estadounidense.
  • Sin embargo, es extremadamente raro que se aplique esta disposición. La mera negativa a testificar en general ante el Congreso no suele provocar la pérdida de la ciudadanía.
  • Además, las protecciones constitucionales como la Quinta Enmienda permiten a los individuos negarse a testificar si hacerlo los incriminaría.

Por lo tanto, aunque técnicamente es posible perder la ciudadanía por este motivo en escenarios muy específicos, es altamente improbable en la práctica. Se reserva para casos extremos de actividades subversivas contra la nación por parte de ciudadanos naturalizados.

Pertenecer a grupos subversivos: 

Tu ciudadanía puede ser revocada si el gobierno estadounidense demuestra que te uniste a un grupo subversivo en los cinco años siguientes a tu naturalización.

Este tipo de afiliación se ve como una violación de tu juramento de lealtad a los EE. UU. Ejemplos de tales grupos incluyen las maras, los cárteles de droga, Partido Nazi o cualquiera de sus ramas y Al Qaeda.

Ser dado de baja deshonrosamente de las fuerzas armadas: 

Si te naturalizaste a través del servicio en el ejército de los EE. UU., podrías perder tu ciudadanía si recibes una baja deshonrosa antes de cinco años de servicio, esto podría incluir diferentes razones:

  • Una baja deshonrosa es la forma más grave de sanción punitiva que puede recibir un miembro del servicio militar en una corte marcial. Se reserva para ofensas serias como deserción, agresión sexual, asesinato, etc.
  • Aunque no implica directamente la pérdida de ciudadanía, una baja deshonrosa priva al individuo de prácticamente todos los beneficios que normalmente están disponibles para los veteranos, como la atención médica de VA, el G.I. Bill para educación, préstamos hipotecarios de VA, etc.
  • Adicionalmente, una baja deshonrosa se considera equivalente a una condena por delito grave, con las restricciones correspondientes en derechos como posesión de armas, derecho al voto en algunos estados, obtención de licencias profesionales, etc.
  • Para los miembros del servicio que son ciudadanos naturalizados, una baja deshonrosa puede poner en riesgo su estado de ciudadanía solo si su servicio militar fue la base principal para obtener la ciudadanía y la baja ocurrió dentro de los primeros 5 años después de la naturalización.
  • Fuera de ese escenario específico de naturalización basada en servicio militar, una baja deshonrosa por sí sola, aunque grave en sus consecuencias, no resultaría en pérdida de ciudadanía.

¿Qué debo hacer si estoy en riesgo de perder mi ciudadanía?

Si temes que estás en riesgo de perder tu ciudadanía americana, lo más importante es buscar asesoramiento legal inmediato. Un abogado experto en leyes de inmigración puede asesorarte sobre tus derechos y las mejores acciones a tomar.

¿Se puede renunciar a la ciudadanía voluntariamente?

En determinados casos, un individuo puede optar por renunciar voluntariamente a su ciudadanía estadounidense, lo cual desencadena un proceso conocido como «desnaturalización». Además, existen otras razones por las que se podría perder la ciudadanía americana. Por ello, es aconsejable hablar con un abogado especializado en leyes de inmigración para obtener más detalles.

¿Qué ocurre si se me retira la ciudadanía?

Si se llega a perder la ciudadanía estadounidense, las consecuencias dependerán de los motivos de la revocación. En algunos escenarios, esto podría resultar en un proceso de deportación.

Tener la ciudadanía estadounidense es un privilegio significativo, por lo que es vital tener precaución y evitar ciertos comportamientos que puedan amenazar tu estatus como ciudadano de Estados Unidos.

Así que sí, en determinadas circunstancias, es posible perder la ciudadanía estadounidense, especialmente si se obtuvo a través de la naturalización y se descubre algún tipo de fraude. Sin embargo, es importante subrayar que estos casos son raros y que la pérdida de la ciudadanía no ocurre automáticamente.

Esperamos que esta información haya sido útil y haya respondido a tu pregunta sobre la posibilidad de perder la ciudadanía americana.

Si tienes más preguntas sobre este u otros temas legales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Recuerda siempre que la ley es complicada y cada caso es único.

Mantente informado y, cuando sea necesario, busca la ayuda de un profesional.

Si te encuentras en riesgo de perder tu ciudadanía estadounidense, hay varios pasos importantes que puedes tomar:

  1. Busca asesoramiento legal: Contacta a un abogado especializado en leyes de inmigración y ciudadanía. Ellos pueden revisar tu caso, explicarte tus opciones y ayudarte a navegar el proceso legal. Muchas organizaciones sin fines de lucro ofrecen servicios legales gratuitos o de bajo costo.
  2. Reúne documentación: Junta todos los documentos relevantes sobre tu ciudadanía, como tu certificado de naturalización, pasaporte, registros militares, etc. También documenta las circunstancias que han puesto tu ciudadanía en riesgo.
  3. Responde a cualquier notificación del gobierno: Si recibes avisos del USCIS, Departamento de Estado u otras agencias sobre tu ciudadanía, responde puntualmente y proporciona la información solicitada. No ignores las comunicaciones oficiales.
  4. Considera las vías de apelación: Si se inicia un procedimiento de revocación de ciudadanía en tu contra, tendrás la oportunidad de refutar las acusaciones y presentar evidencia en una audiencia. Trabaja de cerca con tu abogado para construir el caso más sólido posible.
  5. Explora opciones de alivio discrecional: En algunos casos, puedes solicitar una exención o alivio discrecional para evitar la pérdida de ciudadanía, dependiendo de factores como vínculos familiares, tiempo en los EE. UU., dificultades, etc. Tu abogado puede aconsejar si alguna de estas opciones está disponible.
  6. Protege tus otros estatus de inmigración: Si también tienes residencia permanente, asegúrate de mantenerla vigente y evita acciones que puedan ponerla en peligro, en caso de que pierdas la ciudadanía.
  7. Considera opciones a largo plazo: En el peor de los casos, si se revoca tu ciudadanía, explora vías para volver a obtener estatus legal, patrocinio familiar, asilo, etc. Un abogado puede orientarte sobre posibles caminos a seguir.

Reflexiones finales

Ahora que hemos explorado las diferentes formas en que se puede perder la ciudadanía americana, es importante recordar que esta es una circunstancia rara. La pérdida de la ciudadanía, ya sea por desnaturalización o por actos que denoten una renuncia voluntaria a la misma, son situaciones serias y complejas que requieren un entendimiento completo del derecho de inmigración.

Aunque la respuesta a la pregunta inicial es sí, es posible perder la ciudadanía estadounidense, en la práctica es una situación poco común y difícil de enfrentar sin el adecuado asesoramiento legal. Por eso, si tienes alguna duda o necesitas más información sobre este tema, es recomendable que contactes a un abogado de confianza.

Recuerda también que este material se ha desarrollado solo con fines informativos. Representa información de carácter general y se proporciona exclusivamente con el objetivo de educar e informar. No debe ser interpretado como asesoramiento jurídico ni como recomendación legal para ninguna situación específica.

Por esta razón, en Tu Abogado Fácil, contamos con abogados especializados que pueden ayudarte a obtener toda la información que necesites  para ayudarte a entender las implicaciones legales que pueden afectar tu vida. 

La pérdida de ciudadanía es un asunto serio, pero existen protecciones procesales y discrecionales que pueden ayudar en algunos casos.

Si te quedaste intrigado con este artículo y tienes más preguntas, no dudes en descargar nuestra aplicación y ponerte en contacto con cualquiera de nuestros abogados especializados. 

¡Esperamos haberte sido de ayuda en este viaje hacia el conocimiento legal!