En el laberinto de la inmigración estadounidense, la oportunidad de traer a los seres queridos a vivir en el país se convierte en una búsqueda fundamental de los familiares que tienen seres queridos viviendo fuera de las fronteras estadounidenses. Sin embargo, las puertas de la reunificación familiar no se abren igual para todos. Dentro de esta compleja red, se alza una pregunta esencial: ¿Pueden los residentes legales permanentes en los Estados Unidos portadores de la codiciada “Green Card”, patrocinar a sus hermanos para obtener este estatus? La respuesta, la encontraras sin rodeos dentro de este artículo. Principio del formulario

Dentro de este artículo indagaremos más sobre las restricciones de patrocinio familiar que encaran los residentes permanentes en los Estados Unidos, a medida que las regulaciones migratorias continúan su metamorfosis para reflejar la evolución política y social, es crucial comprender las diferencias entre las posibilidades de patrocinio que tienen los residentes legales permanentes y los ciudadanos estadounidenses. Mediante un análisis detallado, este artículo arroja luz sobre las diferencias cruciales entre titulares de la famosa “Green Card” y los ciudadanos estadounidenses en su habilidad y derecho de reunir a sus familiares extranjeros en suelo americano.

¿Quién es considerado un residente legal en los Estados Unidos? ¿Un residente legal debe de ser un Ciudadano estadounidense?

Un residente legal en los Estados Unidos no es necesariamente un ciudadano estadounidense. Un residente legal es una persona extranjera que ha obtenido el estatus de “Residente Permanente Legal” (generalmente conocido como el titular de una tarjeta de residencia o “Green Card”). Este estatus confiere el derecho de vivir y trabajar de manera permanente en los Estados Unidos.

Los residentes legales no son ciudadanos estadounidenses, pero tienen muchos de los mismos derechos y responsabilidades que los ciudadanos, como por ejemplo el derecho a vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos de manera indefinida, el acceder a servicios públicos y beneficios sociales y estar protegidos por las leyes del país. Sin embargo, los residentes legales dentro de los Estados Unidos no pueden votar en elecciones federales y pueden estar sujetos a ciertas limitaciones, como ciertas restricciones de viaje prolongado que podrían afectar su estatus dentro del territorio estadounidense.

En resumen, un residente legal en los Estados Unidos es una persona extranjera que ha sido autorizada para vivir y trabajar en el país de manera permanente mediante la obtención de la Tarjeta de Residencia también conocida como “Green Card”, pero no es un ciudadano estadounidense.

¿Puede un residente en los Estados Unidos solicitar a un hermano?

La respuesta corta a esta pregunta es no, en el contexto migratorio de los Estados Unidos, las personas que cuentan con un estatus de Residente Permanente Legal (titulares de una “Green Card”) tienen ciertas limitaciones en cuanto a quienes pueden patrocinar para la obtención de la residencia en el país.

Sin embargo, en el caso de los hermanos o de otros familiares, la capacidad de patrocinarlos está limitada a los ciudadanos estadounidenses. Los ciudadanos tienen un alcance más amplio para presentar peticiones de inmigración en nombre de familiares, incluyendo cónyuges, hijos, padres y hermanos. Esta diferencia en las opciones de patrocinio se basa en el principio de la reunificación familiar, que es un pilar fundamental de la política de inmigración en los Estados Unidos. Los ciudadanos estadounidenses tienen la oportunidad de traer a sus hermanos a vivir en el país, lo que les permite mantener lazos familiares cercanos.

En resumen, una persona que es residente legal en los Estados Unidos y que posee una Tarjeta de Residente o “Green Card” no puede presentar una petición para poder traer a sus hermanos a vivir en el país, ya que esa es una capacidad que está reservada de manera exclusiva para los ciudadanos estadounidenses, quienes tienen la opción de patrocinar a una variedad más amplia de familiares de conformidad con lo determinado por la Ley de Inmigración de los Estados Unidos.

¿Entonces a que familiares puede solicitar un residente permanente legal en los Estados Unidos?

Un residente legal en Estados Unidos puede presentar peticiones de inmigración para ciertos miembros de su familia. Los principales familiares que un residente legal puede solicitar para obtener la residencia permanente en los Estados Unidos son:

  1. Cónyuge: un residente legal puede patrocinar a su cónyuge para que obtenga la residencia permanente en los Estados Unidos; cabe destacar que esta es una de las opciones más comunes para la reunificación familiar.
  2. Hijos solteros menores de 21 años: los residentes legales en los Estados Unidos pueden presentar peticiones para que sus hijos solteros menores de 21 años obtengan la residencia permanente en este país; esto incluye a los hijos biológicos, adoptados y a los hijastros que cumplan con los criterios ya dictados por las autoridades migratorias de los Estados Unidos.

Es importante destacar que las peticiones de inmigración presentadas por un residente legal para estos familiares están sujetas a cuotas anuales y a restricciones en la disponibilidad de visas; esto significa que pueden haber tiempos de espera significativos antes de que se apruebe la petición y se otorgue la visa de inmigrante.

En comparación con los ciudadanos estadounidenses, los residentes legales tienen una capacidad de patrocinio más limitada. Los ciudadanos pueden patrocinar a un rango más amplio de familiares, incluyendo padres, hermanos y otros familiares más lejanos.

¿Qué opciones tiene un hermano de un residente legal en los Estados Unidos para poder solicitar la residencia permanente en este país?

Para un hermano de un residente legal en los Estados Unidos, las opciones para solicitar la residencia permanente son limitadas y pueden ser más complejas en comparación con las opciones disponibles para familiares de ciudadanos estadounidenses, a continuación, te dejamos algunas consideraciones a tomar en cuenta:

  1. Esperar un cambio de estatus del hermano residente a ciudadano: Una de las opciones más comunes para los hermanos de residentes legales en los Estados Unidos es esperar a que el residente se convierta en ciudadano, ya que una vez que el residente de naturaliza y se convierte en ciudadano este podrá presentar una petición en nombre de su hermano.
  2. Explorar otras vías de inmigración: Dependiendo de la situación individual y las circunstancias, el hermano podría investigar otras vías de inmigración, como por ejemplo buscar oportunidades de empleo que puedan conducir a una visa de trabajo temporal, y eventualmente, a la residencia permanente.

En resumen, los hermanos de residentes legales en los Estados Unidos enfrentan restricciones en su búsqueda de residencia permanente. La espera a la ciudadanía del residente legal es sin duda que la alternativa más común, aunque lleva tiempo. Es importante recordar que este es un artículo con propósitos meramente informativos y que bajo ningún punto reemplaza el consejo legal de un abogado, cada situación es única y puede estar sujeta a cambios en las leyes y regulaciones de inmigración. Para obtener orientación especifica de un caso en concreto se recomienda buscar la asesoría de un profesional legal capacitado.

Además, te invitamos a descargar nuestra aplicación TU ABOGADO FÁCIL, la cual te conecta con abogados y notarios en tu país de origen; con esta herramienta puedes resolver todos tus asuntos legales desde la comodidad de tu casa, evitando la necesidad de acudir a un consulado. TU ABOGADO FÁCIL es una forma eficiente y accesible de abordar tus necesidades legales.