El sueño de adquirir una casa propia se podría decir que es una aspiración universal que impulsa a millones de personas en todo el mundo.

Cada día un número creciente de personas de todas las nacionalidades alrededor del mundo, especialmente aquellas que provienen de países latinoamericanos, anhelan viajar hacia los Estados Unidos en la búsqueda de nuevas oportunidades tanto para ellos como para sus familias.

Sin embargo, es de recalcar que no todo mundo logra ingresar a este país de una manera legal, lo que hace que se plantee una pregunta que es de suma importancia para todos aquellos que se encuentran en esa situación: ¿Es posible para una persona indocumentada comprar una casa en los Estados Unidos?

En los últimos años, hemos presenciado un aumento significativo en el número de personas que buscan emigrar en dirección a los Estados Unidos en busca de una mejor vida para ellos y sus familias; entre estos miles de migrantes se encuentran muchas personas de origen latino que aspiran a poder construir un futuro prometedor para ellos y sus seres queridos.

Sin embargo, debido a diversas circunstancias y obstáculos legales, no todas estas personas logran ingresar a los Estados Unidos de una manera documentada o cumpliendo con todos los requisitos establecidos por las autoridades migratorias. Esta situación genera una serie de interrogantes, entre las cuales destaca el querer saber si una persona indocumentada en Estados Unidos es capaz de poder acceder al mercado inmobiliario de este país y comprar legalmente una casa. 

El anhelo de poseer una casa propia es un objetivo común compartido por las personas de todas las culturas y orígenes; desde los tiempos inmemoriales, el tener un hogar ha representado no solo un lugar físico de refugio, sino también un símbolo de estabilidad, arraigo y éxito personal. Ya sea para establecer raíces, asegurar un patrimonio familiar o buscar un entorno seguro para el crecimiento y desarrollo de sus familias, la adquisición de una casa propia es sin lugar a duda un paso fundamental en la realización de los sueños y aspiraciones de cualquier individuo en cualquier lado del mundo. 

La respuesta a la pregunta “¿Es posible para una persona indocumentada comprar una casa en los Estados Unidos?”, implica un análisis minucioso de las leyes y regulaciones vigentes en los Estados Unidos en relación a la compra de propiedades por parte de personas que no están residiendo de una manera legal en este país; si bien es cierto que existen restricciones legales y obstáculos significativos, también se presentan ciertas oportunidades y vías alternativas que pueden perfectamente ser consideradas.

A lo largo de este artículo, examinaremos los diferentes escenarios legales que pueden influir en la posibilidad de adquirir una casa para aquellas personas que se encuentran en esta situación. 

En este artículo exploraremos esta interrogante, y analizaremos las posibilidades y los desafíos que enfrentan todas aquellas personas que se encuentran en los Estados Unidos de una manera indocumentada al tratar de adquirir una propiedad en territorio estadounidense.

A medida que nos adentramos en este tema, examinaremos tanto las restricciones legales como todas aquellas oportunidades disponibles, proporcionando así una visión integral de las opciones que existen en cuanto a la adquisición de una vivienda en los Estados Unidos siendo una persona que se encuentra residiendo en este país sin los documentos legales necesarios. 

¿Puedo comprar una casa en los Estados Unidos siendo ilegal? 

La respuesta corta a esta pregunta es si, si eres una persona que se encuentra residiendo en los Estados Unidos siendo indocumentada puede perfectamente comprar una casa en este país.

En Estados Unidos no existe una ley federal que prohíba específicamente a una persona indocumentada el poder comprar una propiedad inmobiliaria como ser una casa; sin embargo, existen ciertos desafíos y restricciones legales que pueden dificultar el proceso de compra de una casa en los Estados Unidos a una persona que se encuentra con un status de indocumentado o “ilegal”. 

¿Cómo puedo comprar una vivienda en los Estados Unidos siendo indocumentado?

Compra Al Contado

Una compra al contado, también conocida como compra en efectivo o compra sin financiamiento, se refiere a la adquisición de un bien o servicio mediante el pago completo del monto acordado en el momento de la transacción, sin utilizar ningún tipo de financiamiento o préstamo bancario.

La mayoría de las personas indocumentadas en los Estados Unidos optan por comprar su vivienda en este país de contado, esto en virtud de que a la fecha no existe ninguna ley que se los prohíba. De hecho, las compras al contado son la forma favorita en la que los inversionistas extranjeros suelen adquirir sus viviendas en ese país. 

El problema de realizar una compra al contado es que esto implica utilizar una gran cantidad de dinero en efectivo de una vez y usualmente las personas no cuentan con los recursos necesarios para realizar una compra de esta magnitud; y si tienes el efectivo el utilizarlo de una manera íntegra en la adquisición de una vivienda puede afectar tu disponibilidad de fondos para hacer frente a cualquier otra necesidad financiera como por ejemplo emergencias personales o familiares. 

Compra Por Hipoteca

Una hipoteca mediante ITIN se refiere a la posibilidad de obtener un préstamo hipotecario en los Estados Unidos utilizando un Número de Identificación del Contribuyente Individual (ITIN, por sus siglas en ingles) en lugar de un número de seguro social. El ITIN es el número de identificación emitido por el Servicio de Impuestos Internos (IRS) para aquellas personas que no son elegibles para obtener un número de Seguro Social pero que tienen la obligación de presentar declaraciones de impuestos dentro de los Estados Unidos. 

Algunos prestamistas y programas de préstamos hipotecarios permiten a los solicitantes utilizar un ITIN para aplicar a una hipoteca.

Esto les brinda la oportunidad a todas aquellas personas que no tienen un estatus migratorio regular en los Estados Unidos, incluyendo a las personas indocumentadas que se encuentran residiendo en ese país, de poder acceder a un financiamiento para la compra de su vivienda en Estados Unidos. 

Es importante tener en cuenta que no todos los prestamistas ofrecen hipotecas mediante el ITIN, los requisitos y términos pueden variar entre ellos.

Al solicitar una hipoteca mediante ITIN, es también muy posible que se requiera cumplir con ciertos criterios adicionales, como el ser el proporcionar pruebas de ingresos y estabilidad financiera. Además, es importante tener en cuenta que una hipoteca mediante ITIN no otorga un estatus migratorio legal ni tampoco afecta la situación migratoria de la persona; la aprobación de una hipoteca se basa principalmente en la capacidad de pago y otros factores financieros, no en el estatus migratorio de la persona.

Condiciones y requisitos generalmente exigidos a las personas indocumentadas para poder comprar una casa en los Estados Unidos por medio de una hipoteca

Requisitos: 

  1. Número de Identificación del Contribuyente Individual (ITIN): En lugar de un número de seguro social, se requerirá un ITIN válido para poder procesar la solicitud de préstamo hipotecario. Tienes que tener en cuenta que obtener un ITIN implica el presentar la solicitud correspondiente (Formulario W-7) al Servicio de Impuestos Internos (IRS) y proporcionar la documentación que sea requerida. 
  2. Historial crediticio y capacidad de pago: Los prestamistas evaluarán la capacidad del solicitante para pagar la hipoteca en función de sus ingresos y otros factores financieros; esto puede requerir la presentación de declaraciones de impuestos, estados de cuenta bancarios u otros documentos que demuestren la solvencia financiera de la persona. 
  3. Antecedentes y estabilidad laboral: Los prestamistas también pueden considerar el historial laboral del solicitante para evaluar la estabilidad y capacidad de ingresos. Esto puede incluir la presentación de talonarios de pago, cartas de empleo o cualquier otra evidencia que respalde la continuidad laboral del solicitante de la hipoteca. 
  4. Pago inicial: Se requerirá un pago inicial (una prima), que es un porcentaje del precio de compra de la propiedad. El monto exacto puede variar según el prestamista y el tipo de préstamo que se está otorgando. 

Condiciones: 

  1. Pago inicial elevado: por tratarse de personas con un estatus migratorio irregular dentro de los Estados Unidos, generalmente los préstamos hipotecarios requieren de un pago inicial en efectivo más elevado que el promedio. En la mayoría de las situaciones el pago inicial será del 15% al 20% del valor total de la propiedad que se está adquiriendo, sin embargo, este pago inicial inclusive puede llegar hasta el 30%. 
  2. Puntaje crediticio: el puntaje de crédito, también conocido como puntaje crediticio o score crediticio, es una medida numérica utilizada por las instituciones financieras para evaluar la solvencia y la capacidad de pago de una persona. En Estados Unidos generalmente se pide un puntaje crediticio de no más de 620 puntos para calificar a una hipoteca convencional, en el caso de una persona indocumentada es probable que se requiera un mínimo de 720 puntos. 
  3. Tarifas: Las personas que apliquen para una hipoteca ITIN, deben de contar con las tarifas de la Asociación de Propietarios (HOA) y la Cooperativa de Viviendas (CO-OP) 

Conclusiones

En conclusión, este artículo ha proporcionado información general sobre la posibilidad de que las personas indocumentadas compren una casa en los Estados Unidos; es importante tener en cuenta que las leyes y las regulaciones migratorias y financieras pueden variar y que cada uno de los casos es único.

Si estas considerando la compra de una casa y te encuentras en situación migratoria irregular, te recomendamos buscar el asesoramiento legal de un abogado especializado en leyes de inmigración y bienes raíces.

Un profesional podrá evaluar tu situación específica, brindar orientación precisa y ayudarte a explorar las opciones legales disponibles para ti.

Te invitamos a descargar nuestra aplicación Tu Abogado Fácil, esta herramienta te permite acceder a abogados y notarios calificados para recibir la mejor asesoría legal en la palma de tus manos.

Sabemos que para tomar decisiones informadas y proteger tus derechos necesitas de los mejores profesionales del derecho por lo que no debes de olvidar descargar hoy mismo nuestra aplicación Tu Abogado Fácil desde cualquier dispositivo móvil.